Ya cerrada la incorporación de Griezmann, la dirigencia Culé no se conforma y ya piensa en cómo hacer para que la novela de éste mercado termine con final feliz para los de Cataluña. ¿El apuntado? Un viejo conocido: Neymar Jr.

Las operaciones por el brasileño ya llevan un buen rato, y a pesar de las ganas del jugador, las ganas del Barça por hacerse de sus servicios, y del PSG por sacarse de encima al jugador que llamó más la atención por hechos extra-futbolísticos que por lo hecho en el terreno de juego, el problema es lo económico.

Es que tras el fijchaje de Griezmann, la economía del club español no podría hacer frente a la cláusula de salida del brasileño aunque se barajan otras posibilidades.

La opción más viable es la del truque. Aprovechando que Coutinho o Dembelé se quedarían sin sitio en caso de llegar el crack desde París, el club Culé usaría a uno de los dos como moneda de cambio para realizar el traspaso. De no ser suficiente, Semedo y Umtiti también podrían sumarse a la salida de uno de los dos.

Tras saberse esta información, Kia Joorabchian, representante de Philippe Coutinho, saltó con los tapones de punta. Sospecha que el club catalán mantiene un doble discurso respecto al futuro de su representado y no son claros. Por un lado, a él le aseguran que contarán con el carioca y por otro, lo ofrecen dentro de la operación Neymar, lo cual desató la rabia del empresario.

“Pep Segura me dijo que era intransferible la pasada semana. El presidente me dijo lo mismo, que no tenía intención de vender al jugador a ningún club. Bajo este discurso, decidimos no mirar el mercado y es por eso que el jugador no tiene ofertas” dijo Joorabchian sobre Coutinho quien parece tener las horas contadas en el último campeón de La Liga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí