El misterio rodea la situación del delantero de Boca. Cuando parecía que había terminado, más allá del enojo, en buenas condiciones físicas el encuentro ante River por Copa Libertadores, sorprendió su ausencia en el duelo ante Defensa y Justicia. Si bien se sabía que el titular iba a ser Jan Hurtado, se especulaba con que Wanchope formaría parte del banco de suplentes. La dolencia en el gemelo izquierdo no se lo permitió y, a estas horas, aún no se sabe si estará en la vuelta del Superclásico en la Bombonera.

Más allá de toda este contexto, ocurrieron cosas más graves fuera del campo de juego. En las últimas horas trascendió que Ábila recibió un llamado telefónico del cual aún no se conoce el autor, amenazándolo de muerte, además de hacer mención sobre el resto de su familia, entre los cuales se encuentra su hijo.

El ex Huracán ya realizó la denuncia correspondiente y la custodia se hizo presente en Buenos Aires y en Córdoba: allí viven su niño y sus padres, por lo que la precaución es máxima. Según se supo luego, en el llamado le dijeron que sabían donde vivían y que tenga cuidado. No es la primera vez que en la antesala de un encuentro importante o un acontecimiento trascendente las amenazas se acumulan. Otra preocupación más grave para el ex Sarmiento de Junín.

Artículo anterior¿Mbappé es igual a Caniggia?
Artículo siguienteDíaz: “Gallardo es un técnico impresionante”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí