Después de dos partidos en los que no podía levantarse, San Lorenzo derrotó 1 a 0 en el sur Banfield. Bruno Pittón, el defensor que paradójicamente el goleador del campeonato, puso a los 4 minutos el gol del triunfo y volvió a prender al Cuervo en la pelea por el título.

El Ciclón tuvo un arranque a todo trapo, como ya lo ha sufrido en otras ocasiones el Taladro en lo que va del campeonato por empezar dormido. Un centro despejado fue a parar en el pecho de Bruno Pitton, quien la bajó y le pegó una tremenda volea al segundo palo defendido por Conde para poner el 1 a 0. Ya no es sorpresa que el lateral izquierdo ex Unión convierta: lleva 4 goles en lo que va del torneo y es uno de los goleadores de la Superliga.

Desde allí, el desarrollo del juego fue muy dinámico y de ida y vuelta. Tanto los de Falcioni como los de Pizzi fueron a buscar y la mitad de cancha por momentos se volvió solo de transición. Banfield fue intenso para presionar y jugar pero no pudo quebrar el cero defendido por Navarro pese a intentarlo. Por su parte, San Lorenzo fue más ordenado y eligió la construcción prolija para generar algunas aproximaciones con algo de peligro.

La cara negra para el equipo de Boedo fue a un minuto de cerrar la primera etapa. Una fuerte patada a Bertolo de Poblete, quien ya estaba amonestado, le decretó su segunda amarilla y tuvo que retirarse a mitad del partido del campo de juego. El entrenador tuvo que reordenar la mitad de la cancha por la baja de un jugador clave y elegiría a Mauro Pittón, quien ingresaría en el inicio del complemento en lugar de Oscar Romero, para cuidar el resultado.

Desde un principio el hombre de menos no pareció afectar al visitante. El azulgrana pareció tener controlado el juego a partir del arranque del segundo tiempo y no sufrió demasiado el inicio. Incluso, tuvo algunas situaciones para ampliar la ventaja que desperdició.

El correr de los minutos empezó a pesarle al equipo en desventaja numérica y el área defendida por Navarro tuvo cada vez más jugadores refugiados en ella. Las pelotas paradas y algunas aproximaciones por empuje inquietaron a San Lorenzo pero en general sin generar demasiado riesgo. Un tiro libre de Vittor pareció ser la más exigente para el arquero, que respondió bien.

El pitazo de Tello fue un alivio para Pizzi, más por el miedo del jugador de menos que por lo que le habían llegado. Así, su equipo sumó 16 puntos y quedó a dos del puntero Boca. Banfield quedó con 7 y, aunque todavía no está en la zona roja, deberá cuidarse de entrar en descenso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí