Por la séptima fecha de la Superliga argentina, Atlético Tucumán e Independiente se enfrentaron en el Monumental José Fierro en el Jardín de la República. En una previa más mentalizada porque Sebastián Beccacece apartó a Pablo Pérez y Nicolás Domingo, el Rojo y el Decano tienen una necesidad vital de sumar puntos debido al flojo arranque del torneo nacional.

El primer tiempo fue un bostezo total desde el pitazo inicial y de cierre del árbitro Néstor Pitana, quien tuvo más apariciones de lo común tras interferir en muchas situaciones del juego. La explicación del protagonismo del colegiado es por la fricción de juego que interrumpió en muchos momentos del encuentro. Solo algunas situaciones de gol resultaron esporádicas, mientras los arqueros Alejandro Sánchez y Martín Campaña fueron espectadores de lujo.

En el complemento poco cambió. Poco porque en todo el tiempo mantuvieron las accionas pasivas, pero no todo porque al menos hubo un gol que desequilibró el marcador en Tucumán a favor de Independiente. El Decano arrancó con situaciones peligrosas, pero el Rojo aprovechó su acercamiento para marcar.

Nicolás Figal tomó la lanza y corrió desde la defensa hasta el área rival para asistir, en compañía de Silvio Romero, a Sebastián Palacios, quien quedó solo frente al arco, luego de que el Oso Sánchez haya achicado la panorámica de central que se lanzó hacia la valla contraria.

Sobre el cierre, el Decano insistió más sobre el arco de Campaña, quien tuvo una acción fenomenal en un mano a mano antes del gol del Rojo, pero la victoria se fue hacia Avellaneda con una ventaja que puso haber sido más grande si Pitana cobraba penal sobre Domingo Blanco. En la próxima fecha, Atlético visitará a Huracán en Parque Patricios e Independiente recibirá en Avellaneda a Talleres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí