Una de las polémicas de anoche en la victoria de River sobre Cerró Porteño en la Copa Libertadores fue el penal cobrado sobre Nicolas De La Cruz por una plancha de Joaquín Larrivey.

Víctor Carrillo, árbitro de la jornada, fue asistido por el VAR para decretar el tiro desde el punto penal que fue ejecutado por Nacho Fernández para poner el 1 a 0 parcial en el inicio del partido en el Monumental.

Ante la lluvia de críticas sobre la acción, la Conmebol optó por revelar el diálogo que hubo entre Carrillo y los asistentes desde la tecnología. En principio, el árbitro peruano sostenía que se trataba de un “toque casual”, pero desde la cabina le pidieron cautela y le exigieron que lo decidiera él.

Así fue como terminó cobrandose el penal y para que se corten con los rumores de mano negra.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí