El mundo Boca vive horas convulsionadas con la grata llegada de Daniele De Rossi. Pero sin conformarse, Nicolás Burdisso quiere seguir rompiendo el mercado de pases para tener uno de los mejores planteles de sudamérica. Es por eso que con los arribos de Alexis Mac Allister, Jan Hurtado y Eduardo Salvio, además del tano, el Director Deportivo busca un reemplazante para Darío Benedetto.

Si bien cuenta con el delantero venezolano y Wanchope Ábila, Gustavo Alfaro pretende tener un sustituto por la salida del Pipa al Olympique Marsella y uno de los principales apuntados es André-Pierre Gignac. Más allá que el Director Deportivo tenía la intención de acelerar las negociaciones para tener al francés y hasta ya tenía su contrato casi arreglado, se le presentó una traba importante al Xeneize.

A pesar que estaba dispuesto a poner los millones que hagan falta, los dirigentes de Tigres le expresó al atacante que no lo va a negociar y continuará su carrera en el elenco mexicano. Ahora en Boca ya empezaron a buscar otras alternativas para reforzar la ofensiva.

Artículo anteriorOtra baja, Muñeco
Artículo siguienteLlega el cuarto y ¿el quinto?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí