Todos los jugadores, profesionales o no, siempre han soñado con disputar aunque sea unos minutos en un equipo grande. Un sueño que unos pocos privilegiados han logrado a lo largo de la historia, porque no es para cualquiera. Requiere de condiciones técnicas, físicas, y hasta psicológicas para soportar circunstancias que no son comunes en todos lados.

Boca, uno de los clubes más grandes del mundo e insignia del fútbol argentino, viene de capa caída. Pero, más allá de la situación, futbolistas que quieren ponerse la azul y oro no escasean. Actualmente, cuenta, junto con River, con uno de los equipos más jerarquizados de Latinoamérica. Y, aún así, casi vuelve a incorporar a último momento. Franco Cervi, volante del Benfica, estuvo muy cerca del Xeneize, pero fue incluido en la lista de jugadores que disputan la Champions League, por lo que el culebrón finalizó allí. Sin embargo, otro mediocampista quiso sumarse a la discusión.

Ocurre que Marcelo London, quien es el asesor presidencial de Daniel Angelici, pidió sugerencias a través de las redes sociales sobre quién podría llegar al club de La Ribera. Allí, Tomás de Vincenti, que es casi un desconocido para el fútbol argentino, respondió que no tendría problema en jugar gratis.

Al ser consultado sobre su posición en la cancha, replicó: “Si me ponés por afuera hago la de Román en Barcelona, me cierro, me paro atrás del 5 y Wancho no para de mojar si sale del offside”. De Vincenti es mediocampista, tiene treinta años y desarrolló casi toda su carrera en Europa, sobre todo en Grecia y Chipre, donde recala en la actualidad. De hecho, tras un cruce ante el Barcelona por competición internacional, hasta tuvo el privilegio de intercambiar casacas con Messi, quien la tiene en su museo. Debutó en Excursionistas, cuando estaba en la Primera C. Y quiere jugar en Boca. Soñar no cuesta nada…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí