El volante de Independiente Pablo Pérez habría tratado de corrupta a la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) al momento de ir al lugar que realizó el control antidoping después de la victoria 2-1 frente a Independiente del Valle y desde el Rojo temen una sanción porque el árbitro Diego Haro incluyó este entredicho en su informe del encuentro.

“Falta de predisposición para el análisis antidoping”, asentó el juez de este encuentro en su escrito después que el jugador habría tratado de corruptos a los miembros del ente sudamericano. Esta afirmación del futbolista esta presente en el informe que elevaron al Cómite de Disciplina. Debido a esto, la CONMEBOL confirmó que el volante tiene un expediente abierto y el Cómite de Étíca tomará una determinación al respecto.

A pesar que el jugador se disculpó minutos después por lo sucedido, se desconoce si estas disculpas serán suficientes para aplacar cualquier sanción deportiva y que solo quede en una multa económica.

Ante esta posibilidad, el entrenador de Independiente Sebastián Beccacece teme que haya una sanción sobre uno de los jugadores que sería titular el próximo martes a las 21:30 en la altura de Quito en lugar del lesionado Pablo Hernández.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí