Paulo Dybala estaba cerca de jugar en Inglaterra y solo faltaba acordar su contrato para dejar la Juventus y emigrar al Tottenham, pero la Vecchia Signora dio marcha atrás con las negociaciones. El club de Turín optó por no venderlo al subcampeón de la Champions League, pero la Joya, a pesar de ser una prioridad para el técnico Maurizio Sarri, quiere una venta y el Inter podría llamar a su puerta con el trueque del año por Mauro Icardi.

El jugador cordobés de 25 años está en el octacampeón de la Serie A desde el 2015 con muchas altas y bajas en su nivel, pero la última temporada fue eclipsado por la llegada de Cristiano Ronaldo en uno de sus peores años con esta camiseta en el pecho y ve con buenos ojos emigrar a Milán en este mercado de pases. Días antes, el Manchester United ya le cerró sus puertas y los Spurs sólo se quedarán con las intenciones de contratarlo.

Mientras Dybala atraviesa un conflicto legal con una empresa que pide 40 millones de euros como resarcimiento por sus derechos de imagen, la Juventus continúa buscando un destino para al argentino y, dado el interés que hay en Turín por Icardi y en Milán por Dybala, los medios italianos aseguran que el Bianconeri podría reflotar las negociaciones por el centrodelantero que está marginado de los planes del entrenador Antonio Conte para realizar el trueque del año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí