El colombiano fue un talismán para Boca en la época dorada de Carlos Bianchi. Lo dirigió en la final de la Copa Intercontinental 2000 contra Real Madrid en el National Stadium, entre otras definiciones, como el partido ante Gremio en Porto Alegre, donde se consagró campeón de la Copa Libertadores 2007.

“Óscar Ruíz era uno más de nosotros”, dijo el ex jugador de Boca, quien fue una gran pieza en el equipo de Carlos Bianchi. Además, el juez colombiano fue denunciado a principios de este año en Colombia por acoso sexual en el mundo del arbitraje.

En diálogo con Radio La Red, Traverso opinó sobre la actualidad del equipo de Gustavo Alfaro: “Está jugando muy bien las fases”. Y cerró: “Ese sistema está demás porque pierde la picardía y el negocio rueda más, y le quitas potestad al árbitro de decidir”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí