El Chacho llegó a fines de 2017 a la Academia después de los pasos del Ruso Zielinski y de Diego Cocca, que no colmaron las expectativas de la dirigencia y de la hinchada. Fue un paso atrás con respecto a lo logrado años anteriores, cuando en 2014 fueron campeones del Torneo de Transición. Algo debía cambiar. El ex DT de Tijuana le dio otra frescura al equipo, contrató grandes jugadores y hasta hace seis meses, era el entrenador campeón del fútbol argentino.

La realidad volvió a golpear. Después de caer en la Copa de la Superliga ante Tigre, la nueva edición del torneo local lo tuvo a maltraer; llegó a perder 6-1 ante River como local. En pleno proceso de recuperación, con un Racing acomodándose en la tabla y jugando mejor, llegó la peor noticia: el Inter de Porto Alegre llamó al teléfono del Chacho. Ayer, Diego Milito lo había confirmado: “Sé que lo llamaron a él, pero no hay nada que decir. Está muy bien, muy tranquilo. Nosotros estamos contentos con él y él con nosotros. Tiene contrato hasta junio”. Cuando había dudas, Coudet se encargó de desmentirlas hoy.

“Es cierto que me contactaron desde Brasil y los directivos de Racing estaban al tanto. Yo agradecí la comunicación, pero tengo un compromiso acá. No era el momento para salir del club por respeto a los dirigentes, a los hinchas y a los jugadores”, tranquilizó el ex Rosario Central, que dejó un halo de misterio sobre lo que pueda ocurrir en diciembre.

También, se refirió al duelo con Boca de mañana, que podría dejar a los de Avellaneda a dos puntos del club de la Ribera, que está primero en el campeonato: “Evalúo toda la semana e intento poner a los 11 que creo que mejor están, han tenido una muy buena semana. Creo que este partido será muy importante, aunque no determinante. La Superliga es larga”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí