Hace casi un año la Juventus rompía el mercado de pases al contratar a Cristiano Ronaldo, que llegaba con el tricampeonato del Real Madrid en la Champions League. Habiendo hecho un esfuerzo desde lo económico, la dirigencia apuntaba todos los cañones a la obtención de la tan ansiada Orejona. Sin embargo, esto no ocurrió por lo que Massimiliano Allegri tuvo que decir adiós.

Luego de consagrarse campeón en la Europa League con el Chelsea, Maurizio Sarri se hizo cargo de la Vecchia Signora que nuevamente va por el mismo objetivo, tras dominar la Liga de Italia hace siete temporadas. Uno de los principales deseos del flamante entrenador es la contratación de Mauro Icardi, que Antonio Conte ya le comunicó que no lo va a tener en cuenta en el Inter.

A causa del conflicto que mantiene con el Neroazzurro y sabiendo que Sarri lo desea, el delantero argentino busca una salida del elenco de Milán para desembarcar en Turín. De esta manera Gonzalo Higuaín, que debía regresar al último campeón de la Seria A, se le abre la puerta de salida donde uno de los interesados es la Roma.

Artículo anteriorMaldito VAR
Artículo siguienteQuiere volver

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí