La derrota ante el clásico rival dejó un semblante descolorido en San Lorenzo y caló hondo en el equipo comandado por Juan Antonio Pizzi. Por eso la continuidad del entrenador se puso en duda pero él mismo se encargó de despejar todos los rumores.

“Mi continuidad no depende de este partido”, hizo referencia al choque ante Defensa y Justicia. Pero además después analizó: “Es una nueva oportunidad que necesitamos aprovecharla cuanto antes. Nos preparamos muy bien y ojalá que las cosas salgan como pretendemos. Hicimos una lectura colectiva y esperamos con ansiedad esta chance”.

Por otro lado volvió a hacerse cargo y tomó la responsabilidad de la derrota ante el Globo: “El entrenador es el que elige a los jugadores y el que se hace cargo si el rendimiento no es el esperado. El enojo fue conmigo mismo, porque soy el máximo responsable”.

Por último, en conferencia de prensa, habló de su relación con el plantel: “Hablamos constantemente para ver qué ven y piensan desde adentro, pero que quede claro que las decisiones finales y la responsabilidad máxima son mías. Asumo esa carga, porque es mi trabajo”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí