Finalmente, la novela acabó antes de lo planeado. El mediocampista argentino de 32 años, Maxi Moralez, había surgido de Racing y debutó en Primera División en 2004. En los malos momentos, Frasquito apareció: en 2008, cuando la Academia debió disputar una promoción para no descender ante Belgrano de Córdoba, cumplió con creces siendo joven y dejó una gran imagen en el conjunto de Avellaneda.

Actualmente, el futbolista ex Vélez es una de las figuras del New York City, franquicia que pertenece a la MLS, la liga de Estados Unidos. Hace unos días, había comenzado a circular el rumor de su posible vuelta al último campeón argentino, y que se produciría en conjunto con Chiquito Romero, sin continuidad en el Manchester United. Antes del juego que enfrentó a Racing con Rosario Central el pasado fin de semana, el Chacho Coudet se había pronunciado acerca de esta posibilidad: “Son dos jugadores con los cuales tuve contacto, están vinculados a esta institución, han sido importantes y los hinchas quieren volver a verlos”.

Sin embargo, a pesar del deseo del ex entrenador de Tijuana, una de las incorporaciones quedó trunca. Moralez, que lleva 7 goles en 28 partidos con el club yanqui, ha decidido ampliar su contrato en la institución de la que el Manchester City es dueño. A través de las redes sociales, New York anunció la renovación que tiró abajo el sueño racinguista, al menos, hasta 2021. “La decisión fue fácil porque somos una familia, estoy muy feliz”, aseguró Frasquito, que todavía no volverá a la Argentina.

Artículo anteriorInterna familiar
Artículo siguienteOtro más: Vera, del ascenso a la Sub-23

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí