El Boca 2020 comenzó este viernes la preparación sin caras nuevas. Más allá de los regresos de Leonardo Jara y Nahuel Molina, Miguel Ángel Russo espera por refuerzos de cara a un año que tiene la Copa Libertadores como principal objetivo.

Te puede interesar: Boca y River por el mismo jugador brasileño

Justamente para cumplirle el deseo al flamante entrenador, Juan Román Riquelme, vicepresidente segundo y la cabeza del Consejo de Fútbol, se reunió con el grupo que representa a Paolo Guerrero y mostró una buena predisposición para su salida del Inter. Claro está para que esto suceda el Xeneize tendrá que abonar la cláusula de rescisión para que sea el primer refuerzo del 2020.

Te puede interesar: ¿Lanús le saca un refuerzo a Riquelme?

Más allá que en las últimas horas parecía que la decisión del peruano era quedarse en el equipo que comanda Eduardo Coudet, la charla personal entre el máximo ídolo de Boca y la gente del delantero cambiaron el rumbo. Ahora la pelota la tiene Riquelme, que ya tiene un borrador del contrato del jugador y sabe qu deberá abonar 4.5 millones de dólares para su salida de Porto Alegre.

[themoneytizer id=”53470-1″]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí