Club Atlético San Lorenzo de Almagro

¿Insúa lo borra? El discutido por la gente que puede irse de San Lorenzo

Rubén Darío Insúa debe tomar una determinación con una de las estrellas de San Lorenzo, que es pretendido por otro equipo del fútbol argentino.
domingo, 4 de diciembre de 2022 · 15:00

Rubén Darío Insúa llegó a San Lorenzo, modificó su andar por completo y ahora sueña con concretar un gran 2023. Luego de acariciar la zona de descenso, las adversidades económicas y también las políticas, el Gallego le dio una alegría a los hinchas a base de resultados positivos y mucho optimismo.

De hecho, Insúa logró cumplir con el objetivo de clasificar a la Copa Sudamericana y ahora, por ello, tiene el deseo de realizar un mercado de pases a la altura de un club que competirá internacionalmente. Y así como piensa en refuerzos, también debe determinar alguna que otra salida.

Una de ellas es la de Gonzalo Maroni, que tiene la chance de marcharse de San Lorenzo porque es pretendido nada menos que por Instituto, el cuadro cordobés que obtuvo el ascenso a la Primera División. De todas maneras, La Gloria no deberá negociar con el Ciclón, sino que con Boca.

Maroni tiene contrato a préstamo con el San Lorenzo de Rubén Darío Insúa hasta diciembre del 2023, pero como Boca es el dueño de su pase, Instituto tiene que hablar con los dirigentes Xeneizes para adquirir al futbolista de 23 años. Su valor de mercado es de 1.2 millones de dólares, según Transfermarket. 

 

 

LOS NÚMEROS DE GONZALO MARONI EN SAN LORENZO

 

Gonzalo Maroni arribó a San Lorenzo desde el fútbol mexicano y cerró un contrato a préstamo por dos años. Sin embargo, su primer semestre bajo los servicios de Rubén Darío Insúa no fueron ni por asomo los que esperaba.

Es cierto que San Lorenzo contrató a Maroni como una rueda de auxilio en un momento muy complicado desde lo deportivo y lo económico, pero poco a poco se acomodó y el volante ofensivo empezó a quedar marginado. De hecho, disputó ocho partidos solamente y no acumuló goles ni asistencias. 

Rubén Darío Insúa tiene que decidir sobre el futuro de Gonzalo Maroni, el futbolista de San Lorenzo que es pretendido por Instituto