Por la novena fecha de la Premier League, el Manchester United y el Liverpool se enfrentaron en el Old Trafford. Mientras los Diablos no tienen un presente soñado, los de Jurgen Kloop no conocen lo que es perder puntos en este inicio del torneo ingles. Marcos Rojo fue titular, mientras que Sergio Romero fue suplente, ambos en el local.

El primer tiempo fue muy intenso con varias llegadas de gol, pero el que golpeó en el marcador fue el Manchester con Marcus Rashford. El delantero empujó la pelota tras un gran centro desde la derecha hecho por Daniel James.

Poquitos minutos después y cerca del cierre de esta primera parte, Sadio Mané marcó el tanto del empate, pero su toque con el brazo izquierdo impidió que el gol se convalide.

En el complemento el Liverpool jugó más cerca del arco rival que el Manchester, pero la profundidad no terminó de convencer para decretar la igualdad. Pese a no tener tanto la pelota, el conjunto local tuvo más situaciones de peligro con Rashford y Andreas Pereira.

Sin embargo, cerca del final, Adam Lallana sentenció el empate tras un centro desde la izquierda hecho por Andrew Robertson. El atacante Inglés simplemente tuvo que tocar la pelota hacia el arco.

De esta manera, el equipo de Kloop salvó el invicto, pero perdió la seguidilla de partidos ganados desde el comienzo de la Premier. En la próxima fecha, el United visitará al Norwich y el Liverpool recibirá al Tottenham.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí