Se terminó una de las largas novelas que protagonizó Independiente con la contratación de Lucas Romero, que luego de jugar los octavos de final de la Copa Libertadores ante River, ya cambió de club y llegó a Buenos Aires para vestir la camiseta del Rojo.

“Estaba viendo el partido, cuando comenzó, que arrancamos 1 a 0 abajo, me puse nervioso, pero estoy contento por el pase”, comenzó el flamante refuerzo de Independiente. Y añadió con esperanzas: “Yo espero sumarme al plantel y jugar la Sudamericana”.

Con respecto al nivel colectivo del equipo: “Vi tres partidos de Independiente, los muchachos se están sacando la pretemporada de encima, lo noté en los dos primeros partidos”. Y sumó: “La idea de Sebastián es clara, lo más importante son la presión y la posesión de pelota”.

“Pasé momentos difíciles por la incertidumbre, yo tenía ganas que se termine de solucionar para sumarme a Independiente”, comentó con respecto a la incertidumbre que pasó su pase al Rojo. En la misma línea, agregó: “Me fui siendo profesional hasta el último partido, di lo mejor de mí y no escatimé en nada”.

Por último, se mostró ilusionado por la Selección Argentina: “Lo dije desde un principio, eso me sedujo, que me vean en mi país, así puedo estar más cerca. En el Cruzeiro ganamos campeonatos, pero sentía que no se me veía mucho. El Rojo es una buena vidriera”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí