Andrés Merlos se metió en el blanco de las críticas por su arbitraje en el Monumental entre River y Vélez. Uno de los grandes errores fue el penal del Millonario por una presunta mano de Nicolás Domínguez, quien recibió la segunda amarilla y, por tanto, fue expulsado.

Tras las claras imágenes que confirman que el volante nunca puso la mano, el Tribunal de Disciplina negó la validez de esa segunda amonestación y le dio la razón a la queja de la Comisión Directiva de Vélez.

Es por eso que Domínguez está a disposición de Gabriel Heinze para la próxima fecha cuando requiera en José Amalfitani a Defensa y Justicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí