Club Atlético River Plate

La urgencia de D'Onofrio que perjudica a Gallardo

Con la premisa de saldar cuentas, River debe realizar algunos movimientos que podrían tener injerencia en el plantel.
miércoles, 9 de septiembre de 2020 · 12:47

Siempre fue un tema del que se supo poco. La economía de River es una especie de secreto de estado. Sorprendió a propios y extraños cuando desde el club informaron que no estaban atravesando la mejor situación, pese a los títulos, ventas y prestigio internacional que se volvió moneda corriente en los últimos años.

La pandemia golpeó muy fuerte a las arcas del club y River tiene compromisos económicos que debe afrontar en el corto plazo, por lo tanto, es muy probable que se necesite una venta importante para acomodar las cuentas. 

Al mismo tiempo, la salida de Juanfer Quintero por ocho millones de dólares es una bocanada de aire enorme ya que representa un parte muy importante de la deuda que tiene el club. Sin embargo, no sería la única salida y Gallardo ya empieza a poner el ojo en el tema.

Además, el último mercado de pases se rumoreó una salida de Martínez Quarta y Jorge Carrascal, pero no son bajas que al Muñeco le preocupen demasiado ya que tiene alternativas para ambos. El problema real es la posible salida de Rafael Santos Borré, que representaría un golpe importante para el equipo de Napoleón

El calendario marca que River debe abonar casi 10 millones en moneda extranjera a diversos clubes. Las cifras se dividen casi por la mitad en dólares como en euros. 

River tiene compromisos económicos que debe afrontar es muy probable que se necesite una venta importante para acomodar las cuentas.

Al mismo tiempo, como se detalló párrafos más arriba, tendrá un ingreso importantísimo con la salida de Quintero que representa casi la totalidad de las deudas y sumado a otros cobros en total serían poco más de 10 millones dejando un saldo positivo para la institución. 

Sin embargo, no todo irá destinado a esas deudas por lo tanto la dirigencia tendrá la tarea de cuadrar los números o volver a negociar los pagos más próximos. Al mismo tiempo, no representa un grave problema para el Millo ya que puertas adentro confían en que la situación se resolverá sin mayores inconvenientes. 

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia