Club Atlético River Plate

La joya ex River que el hincha quiere de vuelta y pudo ser compañero de Messi en el Barcelona

Un jugador que salió del Millonario tuvo la chance de desembarcar en el conjunto Blaugrana.
jueves, 8 de octubre de 2020 · 13:29

Se sabe que River es especialista en sacar grandes jugadores de sus inferiores. Muchos terminan siendo grandes exponentes del fútbol argentino en Europa y hasta se terminan codeando con los grandes equipos del continente.

Un jugador que cumple con esto es Erik Lamela. El ex Millonario actualmente está en el Tottenham, dirigido por José Mourinho, pero ya cuando daba sus primeros pasos en inferiores demostraba calidad. Tenía solo 12 años cuando ya se daba a conocer su zurda y en Núñez ya se enorgullecían por tener una joya.

Lo que el club no esperaba era que Coco iba a captar la atención de un club del Viejo Continente. Ni más ni menos que el Barcelona quería llevarse al pibe, tentándolo junto a su familia con una vida mejor en Cataluña. Casa, trabajo y un contrato de 120 mil euros eran algunos detalles que seducían a la familia Lamela.

Erik Lamela tuvo la chance de jugar en Barcelona

Por su parte, el Millo ya estaba jugando sus cartas para retenerlo. "Los padres del chico lo van a embarcar en una aventura que generalmente no termina bien porque va a quedar manchado por una actitud desleal", decía Julio Macchi, vicepresidente del club por ese entonces, saliendo con los tapones de punta

Mientras había entrevistas para sus padres en todos lados, los dirigentes buscaban contrarrestar la oferta del equipo Culé, y finalmente, en octubre de 2004, lograron ganar la pulseada y Erik se quedó en Argentina.

Erik Lamela tuvo la chance de jugar en Barcelona

"Competir con Barcelona desde lo económico era imposible. Pero el régimen de compensaciones que estructuramos y que propusimos, además del verdadero inconveniente que es trasladar a un chico de 12 años a un ámbito tan diferente, fueron factores determinantes en la charla", comentó José María Aguilar, presidente de River en ese momento, explicando que aún a su corta edad, le prepararon un contrato a Lamela y además lo becaron junto a sus hermanos para estudiar la primaria y la secundaria en el colegio que funciona en el Monumental.

"Yo quería ir al Barcelona cuando fuera grande. Me tocó mucho más rápido", había dicho Erik de niño al diario Olé, cuando parecía estar a punto de subirse al avión. Esto finalmente no pasó y esperó para debutar con la Banda el 13 de junio de 2009, con Néstor Gorosito como entrenador. Luego fue vendido a la Roma por 12 millones de euros y ahí comenzó a volar profesionalmente en Europa, con la historia ya conocida, llegando al día de hoy en los Spurs.

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia