Selección de fútbol de Argentina

La Selección Argentina al ritmo de River

Con la inclusión de un campeón de la Libertadores de Madrid en el mediocampo, la Argentina de Scaloni cuenta con un millonario por línea.
martes, 13 de octubre de 2020 · 17:54

No hay dudas de que durante gran parte de la historia del fútbol argentino, River fue una de las principales cunas de jugadores que vistieron los colores de la Selección Argentina. Y desde la llegada de Lionel Scaloni cada vez más son más los futbolistas nacidos en Núñez que se ponen la celeste y blanca.

A la confirmación de Franco Armani en el arco, a pesar de algunas dudas que tuvo el DT, de Gonzalo Montiel Lucas Martínez Quarta en la defensa y la nueva figura de Lucas Ocampos, que la rompe en el Sevilla y parece tener un lugar asegurado en la delantera, se sumó la de Exequiel Palacios.

El volante central campeón de la Copa Libertadores 2018, que el equipo de Marcelo Gallardo le ganó a Boca en Madrid, se metió en el once titular ocupando el lugar del lesionado Giovani Lo Celso y el agotado Marcos Acuña y con su ingreso son cinco jugadores con pasado millonario en el once inicial.

La decisión del entrenador fue la de colocar a un volante más de posesión que punzante, como podían ser las opciones de Nicolás Domínguez Eduardo Salvio,y por eso apostó por el fino volante central que ahora viste la camiseta del Bayer Leverkusen.

Palacios se ganó un lugar y con él son cinco jugadores con pasado o presente en River como titulares, la Selección de Scaloni tiene un sello bien millonario. 

Además de los cinco mencionados, en la actual Selección de Scaloni se encuentra Lucas Alario, goleador del River campeón en 2015, Giovani SimeoneGuido Rodríguez Facundo Medina, otros que esperan para sumar minutos desde el banco.

Por último se encuentra Nicolás Otamendi, quien no surgió de la cantera millonaria (se formó en Vélez) pero que hace poco confesó su fanatismo por el club de Núñez.

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia