El Flaco Pastore surgió como futbolista en Talleres de Córdoba. Posteriormente, el talentoso volante ofensivo hizo una gran labor en Huracán y dicho nivel le permitió sacar el boleto de ida para marcharse hacia el viejo continente y no volver.

Allí, el argentino se consolidó de tal manera que, una década después, sigue transitando en la elite del primer plano europeo. Tras una larga estadía en el Paris Saint-Germain, donde fue una de las grandes figuras del equipo parisino, arribó a la Roma italiana.

“Talleres es el club de mi corazón y siempre sueño con volver. Fue mi primera escuela, el lugar donde comencé a crecer como persona y jugador“, comentó en Radio Sucesos. “Fue mágico porque viví allí mi infancia y mi vida, la adolescencia y tuve la suerte de conocer a muchas personas que me ayudaron. Es el lugar donde siempre quise estar”, amplió. En la Roma, no es titular. ¿Vuelve?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí