La salida de Darío Benedetto de Boca es casi un hecho y el delantero ya expresó su deseo de ser vendido en este mercado de pases. Debido a esto, la dirigencia empieza a trabajar para suplir la baja del Pipa con un delantero de primer nivel de cara a la parte final de la Copa Libertadores. Las principales alternativas son Duván Zapata, delantero del Atalanta, y Cristhian Stuani, delantero que descendió a la Segunda división con el Girona de España.

El segundo máximo goleador del Calcio es titular indiscutido en el conjunto de Bérgamo que clasificó a la próxima Champions League y totalizó 23 goles en 37 partidos de la Liga Italiana. Además, convirtió dos tantos en 136 minutos con la Selección de Colombia en la Copa América. Dada esta situación, es la opción más complicada desde lo económico y por el presente actual del jugador con pasado en Estudiantes.

Por otro lado, Stuani viene de convertir 20 goles en 29 partidos con el equipo que descendió a la Segunda División y en el torneo español fue la figura de un equipo que tuvo en él 19 tantos de los 37 que convirtió. El jugador tuvo poca continuidad en la Copa América con la Selección de Uruguay, ya que solo ingresó en el tiempo adicionado de la parte final ante Perú, en lo que terminó siendo eliminación por penales para los charrúas. La situación del club de Cataluña podría anticipar su salida de la institución en este mercado de pases a pesar de tener contrato hasta mitad del 2022.

Sin embargo, hay otros delanteros que suenan en la órbita del equipo conducido por Gustavo Alfaro si estas opciones no llegan a prosperar como el delantero de Tigres de México André-Pierre Gignac, de quien Boca ya conoce sus pretensiones y las del club latinoamericano.

Además, también aparecen los nombres del venezolano Salomón Rondón que juega en el West Bromwich Albion y el argentino con presente en el Leganés de España Guido Carrillo por quien ya se comunicaron hace meses atrás para conocer sus intenciones de regresar al país. El delantero del Inter de Porto Alegre Paolo Guerrero ya fue descartado porque ya jugó la presente edición de la Libertadores con el club brasileño y no puede hacerlo en dos clubes diferentes.

Lo cierto es que Alfaro quiere a dos delanteros de área con la salida de Benedetto y será tarea de los dirigentes satisfacer los deseos de Lechuga con la mira puesta en el próximo 24 de julio, día en que Boca jugará el cruce de ida por los octavos de final de la Libertadores ante Atlético Paranaense en Brasil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí