El primer tiempo fue protagonista hasta con un gol pero parece que en la segunda parte a Guardiola algo no le gustó de Agüero y decidió sacarlo.

Pero no quedó todo ahí, en el momento donde el Kun se dirigía a sentarse en el banco, lo interceptó Pep y ambos protagonizaron un picante cruce. 

Minutos después, mientras le anulaban el gol a Gabriel Jesús, el entrenador con el argentino se fundieron en un abrazo e hicieron las pases rápidamente. A frenar cualquier lio…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí