San Lorenzo arrancó perdiendo el partido por 2 a 0 ante Rosario Central, pero gracias al gol de Belluschi pudo descontar.

Promediando los 30 minutos de juego, el Ciclón tuvo una oportunidad única de llegar a la igualdad luego que Rapallini cobre penal a favor de los de Pizzi. ¿Pero, que pasó? Bareiro quiso cancherear picándola pero la tiró arriba del travesaño. ¡Un papelón!

 

 

 

Artículo anteriorUna verdadera Joya
Artículo siguientePavón: “Zlatan me da confianza”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí