Los andaluces y el Colchonero se enfrentaban en uno de los platos fuertes de la fecha 12 de la Liga Española. Ambos equipos buscaban llegar a la punta del campeonato tras la sorpresiva derrota del Barcelona ante el Levante por 3-1, y continuar por la buena senda en el torneo.

El conjunto dirigido por Julen Lopetegui venía de desaprovechar el triunfo parcial ante el Valencia la fecha pasada, en el encuentro que acabó 1-1 tras el tanto de los Che en el último minuto. En cambio, los comandados por Diego Simeone habían dejado una pálida imagen en la igualdad 1-1 ante el Alavés. En los campeonatos internacionales, el Sevilla se mantenía primero en su grupo en la Europa League, mientras que el Atlético de Madrid continuaba segundo por detrás de la Juve en Champions.

En la escuadra local, se destacaba la participación de varios argentinos: Franco Vázquez, Éver Banega y Lucas Ocampos eran titulares. Además del Cholo, entrenador de la visita, sería titular Ángel Correa.

El comienzo del encuentro fue parejo, con pocas situaciones para ambos conjuntos, pero con un ritmo de juego fluido. Sin embargo, el equipo de Simeone, con el correr de los minutos, se fue encerrando en su propio campo. Sevilla aprovechó y golpeó primero a través de una acción de pelota parada con conexión argentina: Banega lanzó el córner que cabeceó el Mudo Vázquez para vencer a Oblak y colocar el 1-0 a los 28 minutos. Con ese resultado, los locales superaban al Barcelona en la tabla de posiciones.

A través de Ángel Correa, el futbolista más desequilibrante de la visita, y centros al área que no llegaba a concretar Álvaro Morata, el Atlético no se sentía cómodo y presionaba sin ideas. Apenas una ocasión sobre el final de los primeros 45 minutos, a través de una acción del atacante ex Juventus, puso en peligro a los de Lopetegui, que se mostraban tranquilos: el tándem Lemar-Thomas-Saúl-Koke no generó profundidad.

En la segunda mitad, el planteo del Atleti fue distinto. El ingreso de Diego Costa provocó un mayor riesgo sobre los centrales del Sevilla, y buscó mayor amplitud por los costados con el ingreso del colombiano Santiago Arias. Promediando el comienzo del segundo tiempo, Correa logró desbordar para el remate del Lagarto de cabeza, pero el tanto fue anulado por posición adelantada del argentino.

La revancha llegó pocos minutos después, a los 60: el ex San Lorenzo volvió a superar la marca y abrió para Santiago Arias, que centró de forma perfecta a la cabeza de Morata. El 1-1 impulsó a la visita, que fue en búsqueda del gol con mayor impulso. La chance de ampliar la ventaja llegó 10 minutos después, cuando el árbitro cobró un polémico penal a favor del Colchonero, pero Vaclik logró impedir el tanto en dos ocasiones, tras también tapar el rebote a tiro de Koke. En el tiempo añadido, lo que parecía ser retención del defensor Koundé tras un remate de Morata que estuvo a punto de ingresar fue ignorado por el juez principal. El duelo acabó 1-1, un resultado que no conforma a ninguno de los dos.

El Sevilla volverá a jugar el jueves a las 14:55 por la Europa League en Luxemburgo ante el Dudelange. En cambio, el Atlético de Madrid visitará al Bayer Leverkusen el miércoles a las 17, por UEFA Champions League.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí