Lucas Pratto continúa recuperándose de la fisura que sufrió por estrés en el sacro durante el partido de vuelta por la Recopa Sudamericana que ganó River ante Atlético Paranaense, pero el Oso mandó tranquilidad a los hinchas que dudaban de su presencia el martes 23 de julio y aseguró que llega al primer duelo frente a Cruzeiro por la Copa Libertadores.

En medio de la despedida que le hicieron ayer a Rodrigo Mora en la cual Pratto no pudo jugar por esta lesión, expresó en Telefé que confía ser parte de la Ida de los octavos de final: “Hoy no puedo jugar, pero para el partido de Libertadores llegó”. Con esta buena noticia, el entrenador Marcelo Gallardo podría contar con uno de los jugadores más valorados del último año en el club y, de no tener dolores en la zona, ya tendría el alta médica esta semana.

Sin embargo, no viajará a San Luis para el duelo de este martes frente a Gimnasia de Mendoza por los 16avos de la Copa Argentina para continuar su puesta a punto en Buenos Aires junto a Ignacio Scocco. Ambos futbolistas intensificarán los trabajos en los próximos días y Nacho también podría tener el alta médica si no siente molestias después de un semestre plagado de lesiones, que incluyó una interconsulta en España para conocer la gravedad de su lesión.

 

Artículo anteriorVargas: “Burdisso me llamó, pero no me pudo convencer”
Artículo siguienteSe quedó con la batalla histórica

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí