La travesía no sería simple. El rotundo terremoto que generó la llegada de Maradona al Lobo Platense parecía que podía darle un envión anímico a un equipo diezmado, hundido en la zona de descenso y a más de diez puntos de los equipos que estaban por encima de la franja roja.

El primer duelo fue ante el Racing del Chacho Coudet en el Bosque. En un estadio a reventar, se consumó una nueva derrota para los dirigidos por el 10. El 2-1 obligó a barajar y dar de nuevo, teniendo en cuenta que la brecha en la tabla de los promedios se amplió. Pese a tener la colaboración de ayudantes como el Gallego Méndez, Diego es el entrenador principal del equipo. Tras ausentarse a la primera práctica luego de su presentación, volvió a faltar.

En este caso, los problemas físicos del ex Napoli hicieron mella y no le permitieron moverse con normalidad, por lo que el mejor jugador de la historia decidió no presentarse al entrenamiento de Gimnasia. Hace poco tiempo, Maradona se había realizado una operación en su rodilla derecha.

La colocación de una prótesis, en un proceso similar al que debió pasar Gabriel Batistuta esta mañana, había mejorado la movilidad de la pierna y le había permitido aliviar el dolor. Tras su paso por Dorados, en el que se mostró en más de una ocasión con dificultades para caminar, se lo veía mejor en su rol como DT del Lobo. La recuperación aún no es absoluta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí