Por la vuelta de las semifinales de la Copa Sudamericana, Colón visitó a Atlético Mineiro en el estadio Mineirao en Belo Horizonte. En la ida, el Sabalero tuvo un agónico triunfo por 2 a 1 en el Cementerio de los Elefantes.

El primer tiempo fue desfavorable para Colón. No la pasó para nada bien, aunque estuvo sosteniendo la ventana en el global hasta el cierre de la primera mitad con un gol del Mineiro hecho por el argentino Franco Di Santo.

El disparo del delantero fue aprovechado tras un rebote en el área santafecina por un flojo intento de rechazo de Emanuel Olivera. De esa manera, Di Santo metió un fierrazo alto, ya que el arquero Leonardo Burian se la jugó hacia el césped.

El complemento tuvo todas las emociones posibles para la gente de Colón. El equipo de Pablo Lavallén pasó de estar eliminado a la alegría máxima de forzar los penales con un tanto cerca del final de los 90 minutos.

Yimmi Chará pudo haber sido el verdugo definitivo con el segundo gol para los brasileros con una diagonal de derecha a izquierda para tirar un disparo raso y potente hacia un palo del arco de Burian.

El golpe de vida llegó con un penal a favor. El encargado de esa ejecución caliente fue Luis Miguel Rodríguez. La Pulga, como acostumbró en el Sabalero, no defraudó: cruzó su disparo cuando el arquero Cleiton se tiró hacia el otro palo.

Con ese gol, la semifinal se definió mediante los penales, donde Colón se clasificó a la final para enfrentarse a Independiente Del Valle.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí