Un pase que tuvo una larga novela pero que al fin y al cabo, terminó con final feliz. Si bien el Atlético de Madrid emitió un comunicado que decía que el dinero no era suficiente, el mismo Griezmann se encargó de ejecutar su cláusula de salida, que es de 120 millones de euros. De esa forma, el pase se destrabó y el francés campeón del mundo en Rusia 2018, será refuerzo del Barça.

Lo más novedoso es su millonaria cláusula. El que quiera llevarse al Principito, deberá abonar 685 millones de euros más de los que aportó el Barcelona para quedárselo. 800 millones es la impresionante cláusula de rescisión que poseerá Griezmann en el conjunto catalán.

De esta forma, el delantero francés superó el precio del seguramente máximo ídolo del Barcelona, Lionel Messi. Para que la Pulga sea transferido a otro club, el equipo interesado deberá desembolsar 700 millones de euros, pero ya es una obviedad mencionar que el rosarino no se irá nunca de su club.

Por otro lado, el ex Atlético Madrid ha afirmado en un video que se difundió en redes sociales que se siente muy feliz por el gran paso en su carrera. “Ha llegado la hora de aceptar un nuevo destino”. Mi padre me enseñó de pequeño que los trenes no pasan sólo una vez. Ha llegado la hora de aceptar un nuevo destino”, apuntó el galo. Luego, culminó: “Defenderé la camiseta del Barça con entrega y compromiso. Es nuestro momento. Este es nuestro camino”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí