Más allá de tener un puñado de días en el país, Daniele De Rossi sorprendió en Boca por su estado físico y por sus ganas de estar cuanto antes a disposición de Gustavo Alfaro. Como uno más y pareciendo estar hace años en el club, el volante llegó a la Bombonera junto a sus compañeros a pesar de no poder debutar contra Huracán.

Si bien no pudo estar en el campo de juego, el italiano apoyó a sus compañeros desde un palco pegado al terreno de juego junto con aquellos que no fueron citados, como Lisandro López y Nahitan Nández. El flamante refuerzo prefirió estar como un jugador más y no con la dirigencia, donde se sitúan habitualmente.

Mientras aguarda ser inscripto por AFA, que se daría este lunes, De Rossi ya se empieza a acostumbrar del Mundo Boca. Su debut se podría dar el próximo domingo cuando el Xeneize visite Paraná para enfrentar a Patronato por la Superliga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí