Hace un año, era una estrella imposible de sacar. Ahora, y tras el mundial de Rusia 2018, es un jugador que nunca pudo recuperar su nivel y por eso, no es tenido en cuenta por Gustavo Alfaro. Tal así, que el Xeneize decidió cederlo a préstamo por 18 meses a los Ángeles Galaxy, donde lo esperará con los brazos abiertos, Guillermo Barros Schelotto.

“Hoy se arranca otro desafío para mí. Solo quería agradecer a todos mis compañeros y a todo Boca por haber pasado momentos únicos y en especial, a todos los hinchas por brindarme el apoyo incondicional. Siempre traté de dar lo máximo por esta camiseta y estoy orgulloso de haberla vestido. Los voy a extrañar mucho, gracias por todo y a todos”, comentó Pavón en su cuenta de instagram.

El futbolista cerró una etapa en Boca tras cuatro años de estadía. Kichan, jugó 128 partidos con la camiseta boquense, dentro de los cuales metió 32 goles y asistió en 39 oportunidades. Ahora, pasará 18 meses al equipo de la MLS, donde Guillermo Barros Schelotto, su anterior entrenador y con quien explotó, lo espera con ganas.

Artículo anteriorSimeone: “Los argentinos no sabemos jugar en equipo”
Artículo siguientePegó el llamado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí