Sebastián Palacios se realizó la revisión médica y se convertirá en las próximas horas en el cuarto refuerzo de Independiente, que pagará 2.3 millones de dólares por la mitad de su pase a Talleres y regresará en forma de pago a la T Jonathan Menéndez, a préstamo por un año y una opción de compra de tres millones por el 90 por ciento de su ficha. Las negociaciones no fueron sencillas para lograr un acuerdo, pero Palacios se aleja de todas las cuestiones burocráticas para disfrutar su llegada al Rojo.

Recién salido de las exámenes médicos de rigor, el extremo de 27 años destacó que ya está para jugar en el arranque de la Superliga ante Defensa y Justicia, el próximo domingo 28 a las 17:45: “No puedo jugar la Copa (ya jugó esta edición con Talleres), pero llegó al campeonato. Hasta último momento hice la pretemporada con Talleres y me siento muy bien en lo físico”.

Sobre su lugar en el campo, marcó un diálogo que tuvo con el entrenador Sebastián Beccacece: “Hablé un par de veces con él y me dio dos opciones para jugar por afuera o como doble punta. Yo me siento cómodo en cualquiera de las dos posiciones. Es un lindo desafío”. A continuación, declaró sobre su presente: “Estoy en un gran momento de mi carrera”.

Por otro lado, aseguró que el interés del club “era muy fuerte” para concretar su llegada en los últimos días. A falta que se envíen los últimos papeles de confirmación para el traspaso, el jugador se entrenará hoy por la tarde junto a sus nuevos compañeros y expresó sus ganas de levantar un trofeo en el club de Avellaneda: “Quiero lograr algo con el club. Tratare de mejorar día a día para dar el máximo en los partidos”.

Además, pidió vestir el mismo número de camiseta que usaba en Talleres con el 34 en la espalda: “No la cambió por nada”. Por último, descartó que esta llegada sea una revancha de su paso frustrado por Boca: “No se si es una revancha, pero siempre es importante jugar en un equipo grande”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí