Casos de deportistas que se hacen hinchas de un club de fútbol porque son ídolos de determinado jugador hay de a montones. Kobe Bryant, reconocido jugador histórico de Los Ángeles Lakers y uno de los mejores basquetbolistas de la historia, se dice fanático de Lionel Messi y, por añadidura, del Barcelona.

Bueno, este hecho es un poco más difícil… Filippo Tortu, atleta italiano, que rompió metas en su país y hasta se llevó la medalla de oro en 100 metros en la competición juvenil, era seguidor de River en la distancia. Desde chico, como buen futbolero, estaba al tanto de lo que ocurría entre los dos equipos más convocantes de la Argentina. Pero algo pasó, y lo que solía ser rojo y blanco se transformó en azul y oro.

¿Cómo es que ahora es hincha de Boca? Simple, el nombre que lleva este cambio de club es Daniele de Rossi. Tras el traspaso del Tano a la institución de la Ribera, no pudo estar en contra de su coterráneo. Ahora, los Xeneizes suman a Tortu entre los aficionados que estarán prendidos a la tele el 22 de octubre, día de la vuelta de las semifinales de Copa Libertadores. O, quizás, desde las tribunas.

“Fue algo muy lindo lo que hizo. Me gustaría poder encontrarlo en Argentina. Para mí, tomó una elección en su carrera que yo hubiera tomado si hubiera sido jugador de fútbol. Se fue a vivir una experiencia futbolística mejor que si se quedaba en Italia. Allá el fútbol es una religión”, opinó el corredor.

El atleta se anima a más, ya que quiere hacer las valijas para dentro de una semana y ver el partido: “Estoy viendo de conseguir entradas. Siempre fui hincha de River pero ahora que De Rossi fue a Boca está parejo y cuando hay un italiano en el medio, se hincha por el italiano. Así que ahora hincho por Daniele”.

Artículo anteriorCrespi y Angelici, en la lista del oficialismo para las elecciones
Artículo siguienteCentral Córdoba, a dos partidos de la Libertadores

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí