El mánager de Boca Nicolás Burdisso creía que era capaz de convencer a Daniele De Rossi para que llegue a Boca con 35 años de cara al tramo final de la Copa Libertadores, pero el jugador habría decidido retirarse del fútbol profesional como consigna el medio italiano Corriere della Sera.

El jugador disputó 17 temporadas en la Roma y se había ido del club por diferencias con la dirigencia. A pesar de su avanzada edad, varios clubes mostraron su interés como de la Major League Soccer de los Estados Unidos, el propio Boca, y en los últimos días había surgido la posibilidad de recalar en la Fiorentina, donde conoce al Director Deportivo Daniele Prade y al entrenador del equipo Vincenzo Montella, pero el jugador imitaría lo hecho por Francesco Totti, quien no jugó en otro club que el Giallorosso.

El propio entrenador del Xeneize Gustavo Alfaro había declarado que no era un pedido suyo esta gestión por De Rossi, adjudicando a Burdisso todo el peso de la operación, pero la posibilidad que cumpla su sueño de jugar en La Bombonera se desvaneció con el correr de las semanas ante la falta del respuesta del futbolista que se fue de vacaciones junto a su familia a Japón y las Islas Maldivas.

Su próximo desafío sería seguir vinculado al fútbol, pero desde el otro lado de la línea de cal. Finalizará los estudios para ser entrenador. Gracias a que fue campeón del mundo con la Selección de Italia en el Mundial 2006, tiene una parte del curso aprobada para poder empezar a trabajar en este rol, pero deberá terminar la carrera para ser un entrenador de primer nivel que pueda dirigir en todas las competencias. Además, podría empezar a trabajar en el cuerpo técnico de la Selección de su país a cargo de Roberto Mancini.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí