Boca clasificó a cuartos de final de la Copa Libertadores y de pasar, podría volver a verse las caras con River. Esto, sumado a la salida de un jugador clave como Darío Benedetto al Olympique de Marsella, hizo que la dirigencia se apure a encontrar su reemplazo.

Si bien el libro de pases cierra esta noche, se extenderá hasta el 5 de septiembre para aquellos clubes que vendan jugadores por la cláusula, y Boca cerrará los traspasos de Benedetto y Nández en las próximas horas, por lo que no tendría ningún inconveniente en sumar un nuevo jugador.

Por eso, en mente y como prioridad está el francés André-Pierre Gignac, pero como todo jugador de esa talla, la posibilidad que llegue es muy difícil. Así y todo, en Boca planean una oferta tentadora para Tigres, su actual club.

El otro nombre que tienen en mente es más accesible para el Xeneize. Se trata de Mauro Boselli, jugador de 34 años que se desempeña en el Corinthians pero no es titular; además, no vería con malos ojos regresar a la Argentina. Habrá que ver en las próximas horas como sigue esta novela de nombres.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí