El primer semestre de Marcelo Gallardo fue determinante principalmente por la gran pegada de zurda que tuvo Leonardo Pisculichi. Esos disparos se mudaron a España, donde el volante ofensivo defiende la camiseta del Burgos.

“Pisculichi de mi vida”, fue el desahogo de la página oficial del club español cuando Piscu definió de cabeza sobre la línea para dar vuelta el marcador frente al Osasuna. El volante aprovechó un rebote en el área tras un centro de córner para cabecear y poner el tercer tanto a segundos de que termine el encuentro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí