Con Marcos Rojo y Sergio Romero como titulares, el Manchester United trabajó más de lo esperado para derrotar al Astana en su primer partido en esta Europa League. Por momentos el equipo de Solskjaer parecía que se iba a llevar puesto al rival, pero la definición era su cuenta pendiente. A los 73 minutos llegó el gol de Mason Greenwood para darle la tranquilidad y los tres puntos a los Red Devils.

En el primer tiempo, el Manchester United fue superior a su rival en todos los aspectos. El equipo inglés atacó con mucha frecuencia, generó peligro constante, dominó la pelota y sacó de partido a su rival. Falló en un solo aspecto, que fue el de la definición, que en la mayoría de las oportunidades los tiros se iban desviados. El resultado al descanso era de empate a cero, y se especulaba con que los Red Devils salieran a por la victoria en los segundos 45 minutos.

En el complemento se esperaba que el United salga a aplastar al Astana, pero los minutos pasaban y los goles no llegaban. El DT metió mano, pero no lograba abrir el marcador y el final del partido se acercaba. La tranquilidad llegó a los 73 minutos, gracias al gol de Mason Greenwood. El Manchester lograba la tan preciada ventaja. En los minutos restantes, se dedicaron de defender el 1 a 0, y esperar a que pasen los minutos, con los tres puntos en el bolsillo.

En la próxima jornada de la fase de grupos de la Europa League, el United chocará frente al AZ Alkmaar en calidad de visitante. Se presume que el equipo de Solskjaer es favorito a ganar el grupo. Por la Premier League, visitarán al West Ham con el objetivo de sumar para mantenerse entre los puestos de clasificación a las copas, y comenzar a dar pelea por el campeonato. Hoy tiene solo 8 unidades, y está a 7 del líder, que es el Liverpool.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí