Es una habitualidad que en los mercados de pases River y Boca den la nota con varios sondeos que atraviesa las fronteras argentinas. En muchas ocasiones se tratan de operaciones difíciles de realizar por la moneda extranjera que le saca valor al devaluado peso argentino y por la continuidad en clubes importantes.

Uno de esos nombres fue el de Javier Pastore, quien tuvo acercamientos provenientes de River y Boca, entre otros del exterior. Sin embargo, el volante afirmó su deseo de permanecer en Italia por más tiempo a medios de la región: “Quiero quedarme en la Roma”.

De esta manera, se tacha uno de los tantos nombres que suenan en los pasillos de Núñez y La Boca. El Millonario seguirá presionando por Paulo Díaz, mientras que el Xeneize está empecinado en traer a uno de último paso por la Roma como lo es el histórico Daniele De Rossi.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí