Luego de enfrentarse en el arranque de la temporada por la Supercopa de Europa, el Chelsea y el Liverpool se volvieron a ver en Stamford Bridge por la sexta fecha de la Premier League. Los Reds, que venía de caer por la Champions League, buscaban el triunfo que le permita seguir en lo más alto con puntaje perfecto. Por su parte los Blues, que tuvo a Wilfredo Caballero entre los suplentes, intentaba sumar de a tres para acercarse a las primeras posiciones.

Como ya se hizo una costumbre desde la llegada de Jürgen Klopp, el conjunto visitante se hizo con el dominio del partido desde el arranque. A partir de la posesión de la pelota, no solo era superior al local en este aspecto, sino que también lo conseguía reflejar en el marcador. A los 14 minutos, tras el tiro libre de Mohamed Salah, Trent Alexander- Arnold convertía el 1 a 0 con un derechazo desde afuera del área.

La ventaja le dio más tranquilidad al Liverpool que volcó todo su juego en ofensiva, por lo que el Chelsea tenía a apostar a salir de contragolpe e intentar ser directo en cada uno de sus ataques. De esta manera ponía en riesgo el arco defendido por Adrián, que respondió cada vez que lo necesitaron. Como a los 24, cuando le ahogaba el empata a Tammy Abraham tras quedar mano a mano.

Cuando peor la estaba pasando y hasta los de Londres habían marcado a través de César Azpilicueta, pero el árbitro con la asistencia del VAR lo anulaba por fuera de juego, los Reds estiraban la diferencia. Luego del centro desde la izquierda de Andrew Robertson, Roberto Firmino conseguía ganar en el punto de penal para marcar de cabeza el 2 a 0.

Para el arranque del complemento los de Jürgen Klopp iban a tener las chances, a través de Mohamed Salah, Firmino y Sadio Mané, para sentenciar la historia pero fallaban en la definición. A causa de esto le dio vida a los de Frank Lampard, que a los 26 minutos llegaron al descuento. Después del pase de Césdar Azpilicueta, N´Golo Kanté remate desde larga distancia para vencer a Adrián y poner el 2 a 1.

Más allá que el Chelsea lo fue a buscar de todas las formas, el Liverpool supo aguantar la diferencia para llevarse el triunfo por 2 a 1. De esta manera los Reds es el único líder de la Premier League con 18 unidades y la próxima fecha tendrá que enfrentar al Sheffied United, mientras que por la Copa de la Liga lo hará ante el MK Dons. Por su parte los Blues, con 8, recibirá al Brighton y al Grimsby respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí