Benjamín Gallardo nació esta mañana con un peso de tres kilos y medio alrededor de las 10.00, en la clínica Suizo Argentina. Luego de lo que dejó el amargo empate entre River y Cruzeiro por los octavos de final de la Copa Libertadores, al Muñeco le salió una sonrisa de felicidad tras ver nacer a su cuarto hijo.

Napoleón no quiso perderse el acontecimiento y estuvo presente en la sala de partos junto a sus otros hijos Nahuel, Matías y Santino, quienes le dieron la bienvenida a Benjamín en las redes sociales. La casualidad más linda para el Muñeco, es que por el momento, todos sus hijos juegan en las inferiores de River.

A excepción del más grande, Nahuel (21 años), quien se entrena con el primer equipo desde el 2014. Matías (15) es el habitual enganche de la séptima división del Millonario y ya es común verlo como alcanzapelotas en el Monumental. El más chico, Santino (12), también forma parte de las juveniles del equipo de Nuñez ¿Seguirá el mismo rumbo Benjamín? ¿Le traerá suerte al Muñeco para la revancha en el Mineirao?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí