Desde comienzo de mes Carlos Bilardo se encuentra en terapia intensiva en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento por un deterioro de su enfermedad, síndrome de Hakim Adams, pero las buenas noticias son que se recupera favorablemente y en las próximas horas podría ser trasladado a una sala intermedia.

Su hermano Jorge fue el encargado de dar la noticia tan alentadora: “El lunes le sacaron el respirador y ayer estaba caminando. Estamos muy contentos”, y agregó: “El otro día, cuando vino a verlo Pacha (Carlos Pachamé), lo agarró de la mano y ni yo ni el enfermero, que está todo el tiempo a su lado, lo podíamos soltar. Con Oscar Ruggeri pasó lo mismo, siente ese cariño. El flaco Alberto Poletti, en cambio, llegó hasta la puerta de terapia y no pudo entrar”.

Por último, en diálogo con Radio Provincia de Buenos Aires, Jorge detalló sobre el ingreso de Carlos Bilardo a la clínica: “Estuvo muy mal, llegó a tener 4-3 de presión. Es imposible, los médicos no le encontraban explicación, pero después empezó a levantar. Los médicos nos decían tengan cuidado con lo que hablan que escucha todo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí