Iván Marcone siempre ha sido un jugador de perfil bajo, cumplidor dentro de la cancha y de pocas pero correctas palabras fuera de ella. Sus inicios futbolísticos tuvieron lugar en el Club Social y Deportivo Belgrano, en la localidad de Avellaneda. El jugador contó que sigue ligado a esa institución, y tal es el cariño que le tiene que le gustaría ser presidente.

“Hace mucho tiempo ya que soy el técnico de algunas categorías y ayudo en el cargo dirigencial. Mi idea, en un futuro cercano, mediante una asamblea de socios, presentarme para ser presidente. Me encantaría devolverle al club un poco de lo que me dio”, expresó Marcone, para la sopresa de muchos. Hace dos años, el jugador ya había contado lo agradecido que está con el club por la formación que le dio.

Además de lo que cuenta en esa declaración, Iván Marcone también ayuda con tareas solidarias, o de apoyo para con los chicos del club. En algunas oportunidades los ha ayudado con las tareas de la escuela, y en ocasiones, cuando tiene tiempo, los lleva a comer o al cine. Está claro que el volante de Boca tiene mucha conciencia social y no olvida sus orígenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí