El último antecedente no fue el mejor. Cuando el Tata Martino se hizo cargo del Barcelona en 2013, el clima no podía ser positivo. Tito Vilanova, el entrenador anterior, había estado poco y nada en el banco de suplentes debido a la realización de un tratamiento por el cáncer que padecía. Así acabó el ex DT de Paraguay: segundo en Liga, eliminado en cuartos de final de la Champions, caída en la final de la Copa del Rey y solo una Supercopa de España en su haber. Además, estaba desgastado por la relación con la prensa y con sus jugadores.

Ahora, los catalanes están en una situación similar. Con Ernesto Valverde al mando del barco, consiguieron los dos campeonatos locales que disputaron, y una Copa del Rey. La cuenta pendiente es la Liga de Campeones: cuartos ante Roma y semis ante el Liverpool, ambas con remontadas después de golear en la ida. Sin embargo, el peor aspecto de los Culés es el juego. Para los fanáticos, se perdió la identidad y la filosofía que inculcó Cruyff, y eso es innegociable.

Según trascendió en los medios argentinos, el apuntado por Bartomeu para reemplazar al ex técnico del Athletic de Bilbao sería Marcelo Gallardo. El palmarés lo favorece: forma parte de la etapa más ganadora de la historia de River, con la consecución de dos Copas Libertadores (y una que lo tiene con un pie en la final) y otras cinco competiciones internacionales, aparte de tres del contexto local. Sabiendo de los duros meses que aún tiene el Millonario por delante, el Muñeco habría dicho que por el momento no está disponible. Sin embargo, no lo descartó para el final de temporada. A pesar de los rumores, el diario español Sport charló con directivos del Barcelona, quienes negaron los contactos con el ex DT de Nacional de Uruguay. ¿Lo veremos a Gallardo en el Camp Nou?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí