El sueño de Daniele De Rossi era ponerse la camiseta de Boca. Al italiano no le importaron las multimillonarias ofertas de la MLS, el fútbol asiático o mismo de importantes clubes del Calcio como Milán y Fiorentina. Pero una gran sorpresa ha salido a la luz al demostrarse que también deslizó una oportunidad de estar ligado al seleccionado nacional de su país pese a su fuerte identificación con la camiseta Azzurra. El volante de 36 años, campeón del mundo en 2006 con Italia, tuvo la posibilidad de trabajar en el cuerpo técnico de Roberto Mancini una vez que decidió marcharse de la Roma, pero él no quiso dejar pasar la chance de ponerse la azul y amarilla.

“Daniele todavía tenía ganas de jugar y la chance de ir a Boca, un equipo con una historia increíble, para él puede ser una gran experiencia”, entendió el ex técnico del Manchester City, quien dio su testimonio en Gazzetta dello Sport. “Él es joven y yo también, tenemos tiempo para trabajar juntos”, agregó luego y así dejó en claro que, una vez retirado el romano, volverá a sondearlo para trabajar juntos. Su selección, que está atravesando una completa renovación, no ha clasificado al Mundial de Rusia 2018 y necesita resurgir.

Posteriormente, una vez dejado de lado el tema De Rossi, se refirió a dos futbolistas argentinos de la liga italiana: Icardi y Dybala. “Icardi es un jugador que te garantiza 20 o 25 goles al año. A mí me da pena y espero que se resuelva pronto”, en referencia a la situación incierta del delantero. “No sé si será bendecido el que se lo lleve, pero sé que es joven y todavía puede mejorar”, amplió. “Cuando quería a Dybala, que para mí es un gran jugador, en el Inter era porque los veía para jugar juntos perfectamente”, cerró el entrenador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí