El primer partido casi que decretó la eliminación de Los Pumas en el Mundial de Rugby. Si bien era un grupo complejo, que compartía con Francia, Inglaterra, Tonga y Estados Unidos, el objetivo era poder pasar de ronda. Para ello, el debut era clave: de ganarle a los galos, tendría un pie en cuartos de final. Estados Unidos y Tonga eran rivales de poco fuste y con Inglaterra la derrota era casi asegurada ya que es uno de los candidatos al título.

La polémica caída 23-21 ante los franceses hundió las esperanzas de Argentina. Lo único rescatable de aquel partido fue la consecución del punto bonus que apenas estiró la agonía. Luego, una victoria 28-12 ante Tonga dejó un halo de esperanza: Francia debía perder ante los oceánicos y ante los británicos, y así todavía había chances. La otra opción era vencer a la Rosa. Ayer, Los Pumas fueron derrotados 39-10 y esa chance claudicó.

Esta mañana, se decretó la eliminación más dolorosa. Del cuarto puesto en 2015 a primera ronda en 2019. Estuvo a punto de ocurrir el milagro, ya que los galos vencieron a Tonga por el mismo tanteador que derrotaron a Argentina. A dos puntos de seguir en carrera. Con el final del Mundial consumado para los dirigidos por Mario Ledesma, solo les queda asegurar la clasificación a la Copa del Mundo de 2023, a la que accederán directamente de quedar en el tercer escalafón. Para ello, deberán derrotar a Estados Unidos, el miércoles 9 a la 1.45. Ni consuelo para un grupo que estaba para más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí