La novela entre Inter y Mauro Icardi aún deja mucha tela para cortar. Es que luego de ser relegado del plantel profesional, de ser despojado de la cinta de capitán y hasta de su emblemática camiseta con el número 9, el jugador le envió una demanda judicial al club por otras tantísimas razones.

Además de las cuestiones ya mencionadas, del documento se destacan otros puntos claves por el cual Icardi iniciará acciones legales en contra del “Neroazzurro”:

En primer lugar, reclama que lo mandaron a entrenar con la Reserva. Segundo, que le prohibieron realizar los entrenamientos tácticos. Tercero, que lo excluyeron del grupo de WhatsApp en donde se comunicaban los horarios de entrenamiento y las convocatorias a los partidos. Cuarto, que lo dejaron fuera de las campañas publicitarias y de marketing del club y por último, que le retiraron la capitanía y la camiseta con el 9 en la espalda.

Si bien se espera que el argentino sea transferido a otro club (aún no hay posibilidades tangibles), pero lo que es seguro es que su problema con el Inter tiene para rato y será una conflicto que dará mucho que hablar.

Artículo anteriorSabella: “La cabeza de Gallardo es un manual de fútbol”
Artículo siguienteBarovero: “Armani es lo que el equipo necesitaba”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí