Traer un 9 de jerarquía es una de las primeras tareas que debe afrontar la nueva dirigencia de Boca, de cara a la próxima temporada. Desde la salida de Darío Benedetto, Wanchope Ábila no ha mostrado estar a la altura desde lo físico, ni desde lo futbolístico, y no ha logrado consolidarse en el puesto. Es por eso que en Boca están decididos a buscar un jugador.

Te puede interesar: Viene por el central de Boca, Carlos Izquierdoz

El nombre que hoy suena más fuerte es el de Paolo Guerrero, centrodelantero peruano de 36 años, que viene de hacer una muy buena temporada en el Inter de Porto Alegre. El jugador manifestó varias veces su deseo de jugar en Boca, pero resta que los clubes se pongan de acuerdo en el monto a pagar por su salida. Dado que la cláusula parece alta por un jugador de esa edad, hay dos jugadores que podrían ser usados como moneda de cambio.

Te puede interesar: La primera respuesta negativa que recibió Riquelme en Boca

Se trata de Emmanuel Reynoso y Sebastián Villa. Ambos jugadores son vistos con buenos ojos en Porto Alegre, y Boca podría dar a uno de ellos, o a los dos, a cambio del peruano. Bebelo ha sido tenido en cuenta desde la llegada de Alfaro, aunque ha tenido un flojo rendimiento en citas claves, mientras que Villa tenía más lugar en el equipo cuando lo dirigía Guillermo Barros Schelotto. Por el esquema de Alfaro, y con la llegada de Salvio, el colombiano había quedado algo relegado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí