Después del 6-1 sufrido como local ante River, en Racing queman las papas y, son muchos los cuestionados en el equipo de Eduardo Coudet. Por eso mismo, quien dio la cara en este momento, fue su capitán Lisandro López, a través de una conferencia de prensa.

“Confió a muerte en mis compañeros. Vamos a dar vuelta la página”, declaró Licha pensando en el futuro. Además sostuvo: “Los jugadores tenemos que hacernos responsables y dar la cara. No estamos en el nivel que deseamos”.

También, remarcó que sintió en el partido del pasado sábado: “Tenía impotencia y bronca. Hay que hacerse fuerte en la adversidad y salir adelante. Lo que pasó ante River fue un papelón”.

Por último, le dejó un mensaje a los hinchas: “La gente se comportó de manera extraordinaria. Por supuesto que está el descontento, pero no paró de alentar ni apoyar. Que no aflojen porque vamos a empezar a ganar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí